Buscar:

Ser mamá y no descuidar tu salud mental: ¿de qué se trata?

mayo 21, 2018 por
ser-mama-salud-mental

Este mes de las madres, no puedo dejar pasar la oportunidad de decirles que, para cuidar a otros, es necesario que cuides de ti misma. Te darás cuenta de que mientras más días pasan siendo mamás, más aprecias a tu propia madre y el sacrificio que hizo por ti, por eso, algunos de estos detalles de esta lista te pueden servir para agradecerle.

Mis amores, a veces como mamás nos hacemos a un lado y pretendemos estar bien todo el tiempo, pero, ¿les digo algo? A veces estar mal, está bien.

La salud mental importa, mamá. Y para criar a tus hijos necesitamos que estés bien mentalmente al 100%, por lo que, antes de continuar con nuestros tips, quiero que me digas si te sientes identificada, o en parte, con el texto que viene a continuación.

“Recordaré para siempre el momento en el que sabía que tenía que cuidarme sola.

Estaba sufriendo de depresión posparto, pasando tres días sin dormir y negándome a que alguien cuidara de mi hijo.

Lloraba constantemente y tenía ataques de pánico leves y temía quitarle los ojos a mi hijo ni por un segundo.

Mi madre estaba pidiendo ayuda y mi esposo estaba pidiendo ayuda, pero estaba convencida, como madre nueva, de que tenía que “hacerlo todo”.

Finalmente, mi esposo simplemente me quitó al bebé, le tendió el recién nacido a mi madre y me acompañó a la cama. “Estamos aquí. También soy un padre”. Esas palabras iban directamente al punto y a través de cualquier noción preconcebida de maternidad que tenía y, bueno, me hicieron darme cuenta de que tenía que cuidar de mí misma antes de poder cuidar de alguien más”.

¿Pasaste por algún episodio parecido? ¿Aún no te das cuenta de la importancia de tu salud mental como mamá?

Si te la pasas angustiada por a qué hora llegará tu hijo adolescente, te preocupa cuántas veces debes darle pecho a tu recién nacido, ya comienzas a ahorrar por la ansiedad que te da saber que tu hijo llegará a la universidad sin nada, debes prestar atención a tu salud mental.

Este es un tema serio, mis amores. Las mamás queremos sacrificarnos por todo y por todos, pero tomar un respiro es bueno de vez en cuando. Por eso, con todo respeto, les dejo algunos consejos para que el tema de la salud mental esté resuelto en sus vidas.

 

Reconoce que tu salud mental es importante

Obviamente, sería difícil cuidar algo si pensabas que no era digno de tu cuidado.

Con demasiada frecuencia, cuando la sociedad discute la maternidad, las madres se pintan como estos cuidadores innecesarios que dan, dan, dan y nunca, nunca, toman. Eso es tan poco saludable y tan peligroso y, en absoluto, cómo debe ser pintada la maternidad.

Tu salud mental importa, especialmente cuando eres madre. No puedes cuidar a los demás si no te estás cuidando a ti misma, y cuando estás más saludable y feliz les regalas a tus hijos la mejor versión de ti.

 

Toma tiempo para ti misma

Aunque encuentro tantos momentos con mi hijo para estar calmada, maravillosa, hermosa y revitalizante, no siempre puede ser así.

Sé que, para cuidarme y cuidar mi salud mental, necesito pasar tiempo a solas. Necesito alejarme de mi esposo y alejarme de mi hijo y alejarme del caos de la vida. Necesito sentarme y guardar silencio y reevaluar dónde estoy, cómo me siento, qué estoy disfrutando de mi vida y qué no me importaría cambiar en mi vida.

Constantemente comprobarme ha resultado ser una de las mejores cosas que he hecho, como madre y como ser humano, y sé que es por eso que me he mantenido a pesar del cansancio, el estrés y el juicio.

 

Ve a citas con tu esposo

Y aunque seas mamá soltera, si tienes una pareja romántica, no olvides que tu relación importa.

Las endorfinas y los buenos sentimientos que se obtienen a partir de una cita o conexión física con otra persona, son como una inyección de una droga mágica que al instante hace que el estrés y el agotamiento se desvanezcan.

Dejando a un lado la ciencia, hay una sensación de valor propio que puedes obtener de una relación, y facilitar constantemente una relación te recordará que tu vida amorosa, tu felicidad, tu vida sexual; todos son importantes.

El hecho de ser mamá y tener una relación con tu hijo no significa que debas sacrificar tus demás relaciones.

 

Ten mamás espirituales

No tiene que ser una tribu, pero sí necesitas gente en tu vida con la que puedas ser vulnerable.

Mamás, amigos, una comunidad en línea. Un terapeuta.

Si crías a tu hijo (s) con un compañero, apóyate en él o ella. Cuanto más hablas, más te das cuenta de que no estás sola, así que, mamá, tu salud mental importa, no la subestimes.

 

E igualmente, ¡acá me tienes a mí y a Familia Perfecta! Contáctanos a través de nuestras redes sociales y antes de que te vayas a tener esa cita contigo misma, mira este videito que no tiene desperdicios.